Visita a las ruina de la factoría de Santana Estrella Zapata

Comenzaba a correr la década de los 50s y República Dominicana comenzaba su revolución económica, el país emprendía en la importación de nuevos y diferentes productos al exterior tales como café, azúcar, cacao y otros frutos. La época inserto perfectamente a Blanco Arriba debido a su producción de café.

Consecuencia de las condiciones de la tierra sus pobladores comenzaban a sembrar café, lo que en poco tiempo se hizo una comunidad llena del preciado arbusto, la producción en poco tiempo desbordo los límite de la oferta y se hacía imprescindible un centro de acopio del mismo en sus alrededores.

Los largos y pantanosos trillos que se formaban en el extenso invierno eran testigo de millones de huellas de mulos y humanos que luchaban a diario con el perenne invierno para sacar las recuas de mulos, caballos y burros cargadas de café y cacao para ser llevadas a docenas de kilómetros para vender, este trágico día a día dio lugar al surgimiento de la idea de construir un centro de acopio y procesamiento de los productos que su dueño y los pobladores les llamaron la factoría de Santana.

Construida a inicio de la década de los 50s por el señor Santana Estrella Zapata quien era oriundo de Sabaneta de Yasica, Puerto Plata que llego poco a poco a Blanco Arriba conjuntamente con otras familias que migraban hacia las fértiles y productivas zona montañosa de Blanco.

Santana ere un joven de espíritu emprendedor que hizo amigos como Emilio Braun un hacendado alemán radicado en la zona de Sabaneta quien no escapo a la curiosidad de invertir en la en la gran cantidad de tierras baldías de la cordillera, Braun  compro grandes extensiones de tierras, los que hoy se les llama la Finca. Los consejos y vivencias del señor Braun hicieron nacer en Santana el don de los negocios y fue a partir de allí que comienza la idea de forjar un centro de procesamiento de  productos que producían los pobladores.

La factoría se levantó en la parte norte del poblado en las riveras del rio Blanco, el sabio escogimiento del lugar lo hiso por varias razones, primero porque el agua que era vital para el procesamiento del café estaba asegurada con el rio, segundo la escasez de terreno llano en la zona eran escasa y este tenía una amplitud adecuada para lo que él soñaba y que luego no solo construyo una factoría sino que hiso un ordeñaderos de sus vacas y crianzas de gallinas y cerdos, estos últimos marcaron una época importante en la crianza de los mismos en la zona.

La factoría fue edificada con los estándares ideal de la época y para los fines, el imponete edificio de dos plantas, construido totalmente en madera y tabla de palma alojarías los motores, Guardiola y máquinas de despulpar café y arroz, luego a su espalda un extenso sequero de sementó que luego se convertirá en lugar ideal para que los niños correrán las famosas patinetas.

Santana Estrella marcaría sin lugar a duda un antes y un después para la historia de Blanco y toda las zona alta de Tenares y Gaspar Hernández la empresa fue todo un éxito y los años posteriores seria maravilloso para todos los productores.  La industria pronto se convirtió en la esperanza de todos y el joven se convertiría en el hombre más poderoso de zona.

La gigantesca e imponente edificación se convirtió no solo en el centro de proceso de productos sino en el gran museo que todos deseaban ver.

Ariel Ynoa Pitta on EmailAriel Ynoa Pitta on FacebookAriel Ynoa Pitta on GithubAriel Ynoa Pitta on GoogleAriel Ynoa Pitta on TwitterAriel Ynoa Pitta on Youtube
Ariel Ynoa Pitta
Comunicador & developer
Nacio en los altos picos de la cordillera septentrional, es Comunicador, Desarrollador Web, App móvil, Social Media y Networking. Lector incansable incasable de la Biblia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *