Antes de 1960 este país vi­vió convulsiones indi­viduales y colectivas. La Raza Inmortal prendió el sentimiento y nace el 1J4; vino el MPD; muchos opositores resistieron solos.

Hubo muchos opositores hoy ignora­dos, desaparecidos: faltan actos, tarjas, calles, libros, fotos. Reconocer hechos y méritos a un referente por su heroísmo, gesta o época, y a sus acompañantes, aporta y lo incluye en la historia.

Los actos a referentes que hace el Museo de la Dignidad son merecidos, pero no están todos, falta reconocer a muchos mártires y siempre faltarán hé­roes por reconocer de todas las jorna­das.

La evocación es sumatoria. No se ex­cluye a ningún héroe o referente. Es una declaración de principios del Mu­seo de la Dignidad. Cada año Minerva es nuestra luz verde. Este año sumamos a Amín Abel en la dedicatoria porque el acto coincide con el aniversario de su asesinato .

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here