Renombrado como el caci­que de la región Este, Juan José de la Cruz Morales, con dos de sus más citados alias, “El Don”y “Wander”, es el primer dominicano vinculado a la red de nar­cotráfico y lavado de acti­vos del caso Operación Fal­cón que ha optado por su extradicion voluntaria a los Estados Unidos, donde de­berá responder ante la im­putación de varios cargos.

De la Cruz Morales, el jefe de operaciones de la estructura criminal desar­ticulada por las autorida­des, pidió a los jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justi­cia que se libre acta de que aceptaba irse de manera voluntaria en extradición “para demostrar mi ino­cencia”.

“Magistrados”, dijo, diri­giéndose a los jueces, “ven­go con la firme voluntad de irme en extradición pa­ra responder por los cargos que se me imputan”, ex­presó De la Cruz Morales, tras dejar claro que tomó la decisión sin haber sido for­zado por presión alguna.

En contra del extradita­ble, recluido ahora en un pabellón de máxima segu­ridad de la cárcel de Naja­yo, el alto tribunal judicial del país había dictado or­den de arresto desde el año 2019, pero las autoridades de entonces no la ejecuta­ron, según trascendió.

Esperando el decreto

Sólo se está a espera de que el presidente Luis Abinader firme el decreto que auto­riza su extradición a la na­ción norteamericana.

De la Cruz Morales es propietario de las tres es­taciones de combustibles en su pueblo, donde fueron encontrados 4.3 millones de dólares, vehículos de al­ta gama, armas de altos cali­bres y apartamentos lujosos.

Estuvo implicado en el decomiso de 1,786 kilos de cocaína en Puerto Rico el 2 de noviembre de 2016

Era el jefe de operaciones de la estructura y un lanche­ro con experiencia dedicado a organizar viajes ilegales, pero, según el Ministerio Pú­blico, hace más de una dé­cada entró al mundo de las drogas hasta convertirse en uno de los narcos más im­portantes de la región Este.

Piden a seis prófugos entregarse

Seis personas están prófu­gos, vinculados a la red de narcotráfico y lavado de ac­tivos, y las autoridades les han exhortado entregarse y responder de las acusacio­nes en su contra.

Se trata de Erick Randhiel Mosquea Polanco, Juan Car­los Mosquea Eduardo, Kel­vin Alexander Torres Bueno, Alberto de Jesús Polanco, Alberto Enmanuel de Je­sús Polanco y Osiris Medina Díaz.

Según fuentes vinculadas a la investigación, Mosquea Polanco, el cabecilla de la red; Mosquea Eduardo, To­rres Bueno, los hermanos de Jesús Polanco, y el imputado Osiris Medina, portan armas de distintos calibres, son “in­dividuos violentos y muy pe­ligrosos”.

Según se ha informado, las autoridades advierten a los prófugos que son busca­dos activamente por unida­des élites y de reacción de agencias de inteligencia del Estado.

También se les recuerda que al momento de su per­secución o captura no deben resistirse al arresto.

Precisamente, una fuente informó que. tras la perse­cución, se entregó a las au­toridades Enerio Sandoval, uno de los integrantes de la estructura criminal.

Se intensifica búsque­da de otro grupo

Se informó que otras per­sonas son buscadas en Santo Domingo, La Al­tagracia, Santiago y otros puntos del país, acusa­dos de formar parte de es­ta poderosa red de narco­tráfico y lavado de activos, que tenía su centro de ope­ración en Santiago.

Los órganos de perse­cución del Ministerio Pú­blico y la Fiscalía de San­tiago recordaron que cualquier persona que obstaculice o prevenga la aprehensión de los impli­cados en el caso Falcón se expone incluso a ser pro­cesado por complicidad en Estados Unidos por ayudar a un imputado a evadir la justicia o por in­citar a hacerlo.

Indicaron que el sistema de justicia de Estados Uni­dos establece que un car­go criminal de “complici­dad” se puede presentar contra cualquier persona que ayude en la comisión de un delito o que, al cono­cerlo, antes o después de su consumación, ayude al imputado mediante aseso­ramiento, acciones o apoyo financiero.

Dependiendo del grado de participación, la imputación puede elevarse al nivel de conspiración. En ese contex­to, explicaron que para ser procesado por complicidad el sistema judicial estado­unidense solo requiere acre­ditar que el acusado sabía que una persona había co­metido un delito o que ayu­dó con su consumación o en el diseño específico de obs­taculizar o prevenir la apre­hensión, el juicio o el castigo de una persona perseguida o bajo procesamiento.

 Erick , muy poderoso

Las investigaciones del Ministerio Público arro­jaron que Erick Rand­hiel Mosquea Polanco se llegó a convertir en “un poderoso y temido nar­cotraficante internacio­nal” que, junto a sus ejes operativos dentro de la organización, movili­zó miles de kilos de co­caína desde Colombia, a través de República Do­minicana, hacia Puerto Rico, Estados Unidos y Europa.

Hasta el momento, a la red de lavado de activos se le ocuparon unos 130 vehí­culos, incluyendo tres blin­dados, así como una em­barcación pequeña y una grande. También, alrede­dor de 4.9 millones de dóla­res en efectivo y más de 22.7 millones de pesos.

También, costosos relo­jes de lujo, decenas de in­muebles, siete estaciones de combustibles y varias fincas, incluyendo una de banano.

DATOS

Qué es extradición.


La extradición es el procedimiento por el cual una persona acusada o condenada por un delito conforme a la ley de un Estado es detenida en otro y devuelta para ser enjuiciada o que cumpla la pena ya impuesta.

Sus variados tipos.

Clases de extradición: activa, pasiva, en tránsito y reextradición. La activa consiste en la solicitud efectuada por el Estado requirente de la entrega del sujeto. La pasiva es la entrega del sujeto por parte del Estado requerido.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here