Los diseños que elabora Audry son tan diversos como la clientela que los busca.
La maternidad fue la inspiración y la pieza clave para la creación de su proyecto, que junto al esposo potencializa

El fenómeno de la migración es una de las problemáticas sociales con mayor impacto en el mundo. Este desplazamiento es provocado por conflictos políticos, sociales y económicos, los cuales obligan a muchos ciudadanos a salir de sus lugares de origen en búsqueda de un mejor futuro.

Es el caso de la joven emprendedora Audry Martínez, quien salió de su nativa Venezuela para hacer realidad sus sueños y ayudar su familia a salir adelante.

La pequeña empresaria cuenta a elCaribe como la maternidad hizo que creara un negocio sin saberlo. Martínez empezó a confeccionar lazos y otros accesorios para su bebé y a colgar las fotos de sus diseños en las redes sociales.

Las reacciones no se hicieron esperar, generando decenas de pedidos, los cuales al principio no sabía cómo respondería porque no tenía los ingresos económicos para satisfacer las demandas de sus primeros clientes.

“Tenía en mente fabricar ropa y accesorios de dama, sin embargo, aunque comencé tuve que parar porque me quedé embarazada. Luego inicié a crear accesorios de varios modelos para mi hija, le tomé fotos y la subí a Instagram y en cuestión de minutos me comenzaron a hacer pedidos, yo no estaba preparada para eso, no sabía ni qué precio colocar ni nada, pero todo comenzó a fluir”, indica la pequeña empresaria.

Martínez afirma que su proyecto Audry Martinez Store RD inició con solo tres modelos de venta y ahora cuenta con más de 100 productos diferentes, confeccionados al gusto e inspiración del cliente. La administradora de empresas confiesa que desde pequeña es amante del arte y el comercio, inclinación que se refleja en cada uno de sus diseños y las piezas que elabora. Para Martínez, su infancia fue una de las épocas de su vida más importante y hermosa, indicando que creció en un ambiente familiar armonioso donde siempre existió la unidad y el apoyo constante de sus progenitores para que logre sus anhelos y sea una mujer de bien.

La joven asegura que su amor por el trabajo, la disciplina y sus ganas de salir adelante le fueron inculcados por su abuela materna, quien además le enseñó lo importante que son los valores en los seres humanos y la presencia de Dios en la vida de los mismos. Precisa que sus ganas de ser independiente y tener su propio ingreso, la llevaron a los 17 años a pedirle un préstamo a su papá para comprar ropa y venderla a sus amigas.

“Ser emprendedora surgió de una forma muy natural, a la edad de 17 años le dije a mi papá que me prestara dinero para comprar ropa en la capital de mi país y venderle a mis amigas, él dijo que sí. Entonces le dije a mi mamá que me acompañara pues era menor de edad. Ahí comenzó mi primer emprendimiento. Desde el primer momento tuve mucho apoyo familiar”, explica.

La empresaria, quien es amante a la lectura, dice que el mayor motivo para iniciar Audry Martínez Store RD fue la oportunidad que le brindaba de ser su propia jefa y dedicarle más tiempo a su familia.

Manifiesta que antes de llegar a la República Dominicana fue diagnosticada con tumor ecomixto en el ovario izquierdo, enfermedad que le impedía, de acuerdo con los médicos, convertirse en madre, sin embargo, quedó embarazada sin la necesidad de operarse. Audry agradece a los dominicanos por acogerla en el país y apoyar de manera constante su proyecto, el cual define como una bendición en su vida. La emprendedora realiza lazos, gorros, tocados de flores para todas las edades, artículos para cunas, protectores, cojines personalizados, cubrecolchón, colchas, sabanas, todos los diseños al gusto del cliente.

Se le puede contactar en las redes sociales en @audrymartinezstorerd, @annettebabyshop o mediante los números 809-520-6966 y 809-774-2667. “Todos los artículos son fabricados por nosotros, y cuando digo nosotros hablo de mi esposo y yo”, expresa.

La empresaria le pidió a su esposo que se dedicara al negocio con ella, cuenta que al principio él tenía miedo de hacerlo, no obstante, accedió a la propuesta y asegura no se arrepiente.
Audry puntualiza que trabajar en familia con amor y dedicación ha sido el punto clave para el crecimiento de su proyecto. “Largas horas de trabajo y sacrificio han valido la pena y se puede decir que somos de esa familia que creció en pandemia”, dice llena de orgullo.

Su proyecto tiene tres años en el mercado dominicano, al principio con accesorios de dama, como aretes, pulseras, diademas y al llegar la pandemia se enfocó en accesorios para niñas.

Al ser preguntada sobre la rentabilidad del negocio, afirma que es muy rentable y que sus ingresos han cambiado de manera radical. “Desde que comencé a emprender las ganancias se notaron inmediatamente”, dice.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here