La tierra se abre en Cusco y deja unas 60 familias afectadas [VIDEO]

0Shares

Los pobladores de la comunidad de Lutto del distrito de Llusco, provincia cusqueña de Chumbivilcas, el pasado 23 de febrero vivieron momentos de terror cuando la tierra se abrió por varios metros de longitud y profundidad.

Esto provocó que 60 casas sean afectadas algunas de ellas quedaron inhabitables informó la Municipalidad Provincial de Chumbivilcas.
Incluso la posta de salud de la zona también presenta rajaduras, por lo que el personal que laborar pide ayuda con urgencia.

Como se observa en las imágenes difundidas por la municipalidad de Chumbivilcas y el Gobierno Regional de Cusco a través de sus cuentas de Facebook, una pampa se partió en dos, quedando un lado más elevado que el otro.

Las fotografías y video muestran también que la tierra se partio en varios sitios, algunos más largos y profundos que otros.

Según personal de Defensa Civil la profundidad alcanza entre los 50 y 60 metros y urge la reubicación de los pobladores.

La falla geológica que años atrás hizo su aparición ahora mide más de dos kilómetros de longitud y se ha vuelto un peligro.

Este lunes se realizó una reunión multisectorial con presencia del gobernador regional Edwin Licona, en la que se entregó ayuda a los afectados.

Tras la reunión las autoridades deberán decidir la reubicación de las 60 familias para evitar tragedias que lamentar.

Lamentablemente una de las camionetas que llevaba periodistas para cubrir esta reunión volcó y el periodista Dante Aguilar Miranda de América TV murió, mientras que los periodistas Nilo Romero, Daniel Yapo y Hector Curi resultaron heridos.

0Shares
Ariel Ynoa Pitta on EmailAriel Ynoa Pitta on FacebookAriel Ynoa Pitta on GithubAriel Ynoa Pitta on GoogleAriel Ynoa Pitta on TwitterAriel Ynoa Pitta on Youtube
Ariel Ynoa Pitta
Comunicador & developer
Nacio en los altos picos de la cordillera septentrional, es Comunicador, Desarrollador Web, App móvil, Social Media y Networking. Lector incansable incasable de la Biblia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *