,

Tenía 2 años, agonizaba, estaban a punto de desconectarlo, pero despertó y terminó ganándole al cáncer


En la Navidad de 2015 Dylan Askin tenía dos años y le costaba mucho respirar. Sus padres lo llevaron al hospital más cercano de Derby, Inglaterra, y escucharon un duro diagnóstico: histiocitosis pulmonar de células Langerhans.

Un extraño cáncer que llena los pulmones de quistes y que se da en un nene por cada millón. Le había tocado a Dylan. Con sus pulmones en un 80 % colapsados, entró en coma. El Viernes Santo de 2016, sus padres lo bautizaron con una ceremonia junto a su cama y, al día siguiente, lo iban a desconectar del respirador artificial.

Pero Dylan despertó.

sj5ldlfsg_720x0__1

La historia de Dylan Askin recién dio la vuelta al mundo este domingo. Porque fue el 1 de abril cuando se convirtió en la fuente de esperanza para muchas familias que enfrentan el cáncer infantil: ya con cuatro años, Dylan pudo volver a su casa tras haber derrotado al cáncer.

Sus padres, Kerry y Mike, al recordar lo que pasó en aquellas Pascuas de 2016, dijeron: “Los aparatos conectados a Dylan estaban al máximo. Y él seguía sufriendo. Los médicos nos dijeron que no iba a volver a casa y toda su familia fue el Viernes Santo a despedirse. Hasta su hermano mayor, Bryce (luego nació Logan)”, dijo Kerry al diario británico Daily Mail.

Los médicos del Hospital Queens, en Nottingham, también contaron lo que pasó al diario The Sun. Poco a poco comenzaron a reducirle la medicación y a sedarlo: “se produjo lo inesperado, el nene comenzó a moverse y despertó”, publica el diario.

Dos años después de una escena que sus padres consideran “un milagro de Pascuas”, el caso de Dylan es la imagen de una la campaña que la ONG Clic Sargent realizó esta Semana Santa con el fin de recaudar fondos para las familias de los nenes con cáncer infantil en Inglaterra.

b197plmsg_720x0__1
Pese a que Kerry y Mike –como dijeron– no suelen ir a misa, la madre dijo a The Derby Telegrap: “Creo firmemente que Dylan es un milagro de Semana Santa”. Y siguió: “No soy una persona muy religiosa, pero en este caso supe que se trataba de un milagro de Pascuas. Cuando le conté lo que había pasado a mi hijo mayor, él me dijo: ‘Es como Jesús’, porque era lo que además estaba aprendiendo en la escuela en ese momento”.

Este año, Dylan pudo festejar Pascuas en su casa.

Ariel Ynoa Pitta on EmailAriel Ynoa Pitta on FacebookAriel Ynoa Pitta on GithubAriel Ynoa Pitta on GoogleAriel Ynoa Pitta on TwitterAriel Ynoa Pitta on Youtube
Ariel Ynoa Pitta
Comunicador & developer
Nacio en los altos picos de la cordillera septentrional, es Comunicador, Desarrollador Web, App móvil, Social Media y Networking. Lector incansable incasable de la Biblia...
app-blanco-arriba
Puedes escuchar nuestra radio comunitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *